Este año, por las restricciones por el virus, se canceló un evento muy importante para mí que tenía lugar en Madrid, España, el 4 de mayo, en honor del trigésimo aniversario de la Renovación de la Declaración de la Independencia de Letonia. Este año hubiera sido un evento especial para los letones en España y especialmente para los que viven en Madrid. Hubiera sido la octava vez que la bandera letona se sube al punto más alto de Madrid.  Luego los letones, sus parejas, hijos y amigos españoles hubieran sentado alrededor de “Manteles Blancos” esta vez junto con un fotógrafo letón que creó una fotografía en el 4 de mayo de 1990, la que fue una  inspiración para esta tradición.

Brevemente sobre cómo comenzó todo. En 2010 empecé servicio en la Embajada de Letonia en España, lleno de una fuerte energía de la herencia letona que había recibido en un tiempo relativamente corto en varios eventos de celebraciones anuales en Letonia. Al final del primer año con los letones de Madrid, que eran muy receptivos y motivados, comenzamos a construir los cimientos de Asociación Letona en España, la tradición de celebrar la fiesta de San Juan y también crear escuela para los niños letones.

Al mismo tiempo observando llegué a la conclusión de que es necesario expandir las tradiciones más allá  de las fiestas de San Juan o la celebración del día de la Independencia de Letonia cada 18 de noviembre, para profundizar y mantener la comprensión sobre la historia de nuestro país. Lo vi de alguna manera como una llamada y un deber.

Resto era una casualidad. Como fotógrafo y al mismo tiempo amante apasionado de la naturaleza española, especialmente de las montañas, tuve una idea durante una exposición de fotografía «Así íbamos hacia la independencia», que visité en Letonia durante mi viaje de trabajo. Me llamo atención una fotografía del fotógrafo Andris Eglītis, de la exposición del 4 de mayo de 1990, que me pareció muy simbólica en su simplicidad cotidiana. En la fotografía se ve a dos hombres en el punto más alto de Letonia: la Torre Gaizinkalns, donde en honor a la Renovación de la Declaración de Independencia de Letonia, un hombre sujetando a lo alto la bandera letona y otro hombre abre una botella de cerveza mientras el fotógrafo captura ese momento. En ese momento tuve la idea de reproducir esta escena fotográfica en la montaña más alta de Madrid. Pensando en los detalles, no había duda de que la cerveza debía ser de Letonia.

Así, en 2013, la Asociación Letona en España comenzó una tradición única, celebrando el aniversario de la Renovación de la Declaración de Independencia de Letonia el 4 de mayo de 1990. El símbolo más importante de esta tradición se convirtió la subida colectiva de los letones y sus familias al pico más alto de Madrid: Pico de Pañalara (2428 m), en el que reproducimos una fotografía tomada por Andris Eglītis en Gaizinkalns.

La subida suele durar entre 1,5 y 2 horas y los niños también lo pueden subir, aunque a veces es necesario andar por la nieve o resistir fuertes vientos. Se sube 600 metros verticalmente y superándolo como premio recibes un paisaje impresionante y una satisfacción colectiva en la cima de la montaña.

Gracias a esta tradición los letones han tenido la oportunidad de recordar este importante hecho histórico para Letonia todos estos años, en el que se creó un evento divertido, emocional y patriótico para los letones que viven en parte central de España, que ya ha ido completando incorporando elementos de la celebración del “Mantel Blanco”

Hay que reconocer que durante todos estos años de esta tradición, habido una ligera falta de un toque histórico y personal de alguien quien ha vivido este hecho histórico y tiempo alrededor de esta fecha.  Por ese motivo, este año, celebrando el 30 aniversario de la Declaración de la Independencia, se planeó la participación del fotógrafo Andris Eglītis, para que repita la escena capturada hace 30 años y comparta su experiencia personal durante este hecho histórico de la Renovación de la Independencia de Letonia.

Hoy celebraremos esta fiesta cumpliendo todas las restricciones establecidas y espero que el próximo año renovaremos esta tradición con doble fuerza.

Felicidades a los letones en España y especialmente a los de Madrid en esta fiesta tan importante para nosotros.

¡Saludos desde Letonia!

Un agradecimiento especial por mantener esta tradición a lo largo de estos años a Gatis Bukovs, Ilvars Licis, así como a todos los que han participado en el mantenimiento de esta tradición con su presencia.

 ¡Cabe señalar que esta tradición ya ha inspirado a los letones en Irlanda!

Autor del texto: Andrejs Kovaļovs

Texto traducido por Dace Putnina